domingo, 30 de agosto de 2009

Como Hacerte Saber

Todavía sin ordenador. Pero, cuando vuelva, regresaré con muchas cosas nuevas y mías.
--
Os dejo una poesía:
-
-
-
-
Como hacerte saber

Mario Benedetti

Que nadie establece normas, salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde la forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no esta prohibido amar, que también se puede odiar.
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí duele mucho.
Que las heridas se cierran, que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que cuanto más fuete es el trazo mas se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,
Que la vida forma parte del sexo.
Que el por qué de los niños, tiene un porque.
Que el querer saber de alguien, no es sólo curiosidad.
Que el querer saber todo de todos, es curiosidad malsana,
Que nunca está de más agradecer.
Que autodeterminación, no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar,
Que para dar debemos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber pedir
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse en definitiva es no quererse.
Que para que nos quieran, debemos demostrar qué somos.
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es apoyar,
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son más honestas,
Que nadie es más honesto porque no roba.
Que quien roba, no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en las cosas, no se está viviendo
Que para sentir la vida, no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y con la mente.
Que con los oídos se escucha,
Que cuesta ser sensibles, y no herirse
Que herirse no es desangrarse
Que para no ser heridos, levantamos muros
Que quien siembra muros, no cosecha nada
Que casi todos somos albañiles de muros
Que sería mejor construir puentes
Que sobre ellos se va a la otra orilla, y que también se vuelve.
Que volver, no implica retroceder.
Que al retroceder, también se puede avanzar.
Que no por mucho avanzar, se amanece más cerca del sol
-
¡Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida!

segunda-feira, 24 de agosto de 2009

Obvio

- Un pequeño avión, tras un aterrezaje de emergencia en una carretera, es alcanzado por algunos coches en California, USA.
-
- Un estudiante de psicologia de 25 años mata al novio de su ex novia porque no aceptaba el relacionamiento.
-
-Megan Fox dice ser "intolerable" ser llamada de símbolo sexual.
-
-Un barco con siete personas desaparece de la cuesta brasileña.
-
-Mi ordenador se ha estropeado. El HD simplemente ha quemado y he perdido todos mis archivos.
-
-La Miss Universo(aunque nunca he visto otras de otros planetas en el concurso... nunca entendi eso) es una venezuelana.
-
-
El mundo a cada día que se va está más obvio.

sexta-feira, 21 de agosto de 2009

El Tiempo

Con mi falta de creatividad, me quedo con la de los otros.
-
-
El tiempo es aquello que nos obliga a existir. Nos atraviesa y nos arrastra a través de situaciones en las que pareciera no tenemos inherencia. Pero el tiempo es, antes que todo, una sucesión de acontecimientos.
-
No parece tener sentido pensar al tiempo como otra cosa más que la sucesión de todas las cosas que nos suceden. A veces nos parece que el tiempo pasa más rápido, porque lo que en ese momento nos sucede se amolda al recipiente del tiempo y se desliza a través de él de manera ágil y suave. A veces ciertos momentos parecen una eternidad. ¿Son los momentos en sí mismos los que parecen eternos? ¿O simplemente es que lo que nos esta sucediendo en esos momentos lo que se prolonga?
-
Es mucho más sensato creer que somos nosotros los que no soportamos ciertas cosas, y nos impacientamos porque terminen; que creernos tan importantes como para asumir que es el tiempo quien se detiene para que nosotros suframos. No. Nosotros somos quienes asignamos al tiempo su valor.
-
El tiempo no existe. El tiempo ni siquiera puede tener sentido. No es posible que algo que me produce placer transcurra en segundos (aunque en realidad sean horas) al mismo tiempo que para alguien que sufre, esas horas sean meses, años. Lustros.Es falaz intentar universalizar el valor de todas las cosas, que nos ocurren una inmediatamente después de la otra, mediante segundos, horas, días, meses.
-
Y aceptar que el tiempo pueda medirse para todos de la misma manera es un vano intento por creernos suficientemente poderosos como para asignarle un valor predeterminado a cada sentimiento, a cada dolor, a cada vibración, a cada descanso, a cada placer, a cada canción, a cada mujer.
-
¿Quién puede saber cuanto vale para mí el tierno beso de una mujer? Y si le damos acaso los valores a los que estamos acostumbrados, ¿Acaso ese beso duró solamente cinco segundos? Para mí quizás fue un suspiro de placer. O una eternidad de pasión.
-
Si nuestra vida no es más que la suma de nuestras experiencias, y tal vez de las que provocamos en otros, entonces puedo pensar que la vida y el tiempo están muy relacionados.
-
Quizás cada uno en sí mismo sea un tiempo. No me resulta fácil resignarme a asignarle un valor estándar a las cosas que me pasan.
-
Los besos que doy no duran cinco segundos. Duran una porción de placer y una pizca de pasión, nada más ni nada menos.
-
Cada canción no dura alrededor de cuatro minutos. Cada canción dura un mar de sensaciones, vibraciones varias y un sentimiento de placer solamente comparable a algunos pocos orgasmos.
-
No es justo esclavizarnos con horas, minutos, segundos, días, años, lustros, décadas, siglos, milenios. Nos merecemos vivir inmersos en besos, canciones, caricias, tal vez algún que otro fracaso y varias lecciones aprendidas.
-
Es reconfortante pensar en que la próxima vez que me besen, ese beso va a durar para mí no el tiempo que marca un reloj, sino el tiempo que marca mi vida.
-
Yo no pienso vivir ochenta años. Pienso vivir algún amor, dos o tres de mis mejores besos y las primeras veces que, enamorado, haga el amor con cada mujer.
-
El tiempo es una sucesión de acontecimientos. Y lo que a mí me acontece es lo que le da un valor a mi vida. No se trata de vivir muchos días, sino de que en los días que vivamos experimentemos acontecimientos que nos hagan vivir prolongados momentos. Esa sucesión de momentos es lo que debemos llamar tiempo. Lo que nos trasciende. No lo que nos apresura para que sigamos adelante. Detenerse y disfrutar de un momento es un eslabón en la cadena de nuestros tiempos. Apurarse para llegar a hacer algo antes del mediodía es tan efímero que, mañana, no habrá tendido ningún valor. Y pasado mañana, jamás habrá existido.
-

quarta-feira, 19 de agosto de 2009

Descanso

17/8/2009 - 1º día de vacaciones

- Me despierto a las 10h30 de la mañana. Felizmente he acordado de cancelar el despertador del móvil.

-Hay 3 llamadas en el móvil. Todas de la oficina.

- Desayuno un "brunch". He comido como si fuera la última vez. ¡A la verga con dieta!

- Suena mi móvil. Es de la oficina. Me quedo 1h20 minutos para explicarle cómo se hace un informe. Mi mañana si fue y ha llevado mi buen humor junto.

- Me pongo a leer: La Catedral Del Mar. Falcones, Ildefonsos... y luego suena el teléfono. Era de la oficina. Más 40 minutos en explicaciones.

- Me voy a comer con mi hermano. Suena el móvil. Lo desconecto.

- A la tarde, me fui al un Centro Comercial con mi sobrina de 13 años a comprar una ropa nueva. Me ha dicho que tiene una fiesta de cumpleaños el sábado, día 22/8/09 y me ha dicho también que siempre se debe comprarla en inicio de la semana porque hasta el día de la fiesta, sabrás si efectivamente es la ropa que quieres o no (¿?).

- Mi buen humor sigue perdido.

- A la noche, tras una ducha y antes de la cena, me puse a leer a los blogs y a revisar mi correo... 5 e-mails de mi jefe y uno de ellos contenía la pregunta: ¿Te puedes venir mañana a la oficina? Es que ese informe es muy importante y como sé que viajas sólo en la próxima semana... blá, blá, blá...

- Mi hambre se fue a encontrar mi buen humor.

- Lo desconecto a mi ordenador y me voy a leer: La Tierra Todavía Es Joven. Simmel, Johannes Mario. Leo un cuento sobre la pérdida de un "amor".

He acordado lo que mi madre suele decirnos. Que la aceptación es un abrazo en el alma.

Pienso que es un buen pensamiento para terminar con mi 1º día de vacaciones.


Arte de: Rèbecca Datremer

segunda-feira, 17 de agosto de 2009

I´ll Stand By You

Fortalezas también se caen y perecen.

Y en esa dualidad de ser, la única canción que me viene a la cabeza es: I´ll stand by you.






quinta-feira, 13 de agosto de 2009

Amistad

Era un día como otro cualquiera en el trabajo. Suena el teléfono y cuando cojo la llamada:

Ella: Por favor, me gustaría agendar una hora con Dr. Robert B., por favor.

Yo: Sí, él próximo disponible es día... (2 meses de la fecha en que estábamos).

Ella: ¿Qué dices?

Yo: Sí. De hecho sus horarios son muy complicados... (antes que termine la frase, me contesta llorando)

Ella: Por favor, me duele mucho el puño. Hace tiempos que lo llevo así y ya no más puedo.

Yo: (En pensamiento - ¿Por qué has tardado tanto a buscar ayuda médica?) Bueno, veré lo que te puedo hacer y enseguida te llamo.

Ella: (Con una sonrisa) ¡Muchas Gracias!


40 minutos más tarde...


Yo: Oye... hay un horario mañana a las 8h30. ¿Qué te parece?

Ella: Que seré tu amiga para siempre.

Eso nos paso a más o menos 9 años atrás y ella ha cumplido con su promesa.

Siempre estábamos cerca aunque ni siempre fisicamente. Siempre nos hablábamos por e-mail, MSN, al teléfono... siempre sabíamos qué nos pasaba. Estábamos siempre en día con las noticias.

Novios que se fueron. Otros que han llegado. Navidad. Noche vieja. Vacaciones. Viajes. Todo, todo.

Vivimos en la misma ciudad. Trabajamos en barrios vecinos. Nos hablamos todos los días y anoche nos hemos encontrado tras 6 AÑOS sin vernos.

Y nos percibimos más amigas que nunca.




Raquel y yo.




- ¡Amigas! Sencillo así.

terça-feira, 11 de agosto de 2009

No más

La tristeza se fue. :-)
-
Tengo un montón de cosas a contar...
-
-

segunda-feira, 10 de agosto de 2009

Con aviso

He ignorado todo y cualquier aviso que me ha dado la razón.
-
- No te enamores, Lilly.
- Sabes muy bien que eso no puede serlo.
- ¿Qué te haces?
- Qué sepas que todo lo que haces por él, será el mismo que la nada. Siempre habrá alguien cerca.
- Él no está disponible para cambiar de lugar.
- Sabes que la distancia... siempre ella.
-
-
No creo que el amor sea ciego.
-
Es que cuando la pasión se decide por ocuparnos espacio, el amor se queda en estado de coma.
-
-

Estoy fatal.
-

domingo, 9 de agosto de 2009

Bodas

Cuando las amigas bajaron del coche y han visto Dyssa desnuda, una taza de champagne en una de las manos, cuerpo apoyado en la pared y la cara más indecente del mundo… ha sido una histeria colectiva. Gritos, saltitos, risas, todas hablando al mismo tiempo.

-
La novia ha conducido sus amigas al interior de la casa y para sorpresa mayor ella estaba vacía. Había nada.

-
Sus miradas se cruzaron y Dryssa pidió a todas que quitasen la prenda de abrigo que llevaban. Después de dar un beso en cada una, puso en sus manos una copa de champagne y las dijo:

-
- Quiero la compañía del sagrado y del profano. Brindamos al que llegue primero.

Al mismo tiempo todas contestaron: ¡Al profano!

-
Dryssa ha conducido todas hacia la música. Una sala amplia, de espejos en las cuatro paredes y algunos cojines por toda ella. Se vía, en el rincón derecho, una mesa larga y abundante y de tiempos en tiempos llegaba un camarero y les servía una que otra bebida.

-
Las charlas eran animadas. Recuerdos de vacaciones, viajes, todo, todo.

-
Dryssa se levantaba y cambiaba la música. Sabía qué canciones más les gustaban. Una histeria más cuando empieza a tocar ABBA. Bailaban como cortesanas.

-
Al final de la canción, Dryssa les pidió para sentarse.

-
Una nueva canción empieza: Can´t Get Over You. Y para alegría de todas, él entra a bailar. Un tipo común, moreno, alto, de pelo largo, cuerpo bonito... ¿de especial? Bien... algo que generalmente no estaba a vista de todos.

-
No parecía sorpreso con el hecho de tener tantas mujeres guapas y semidesnudas, asimismo estaba visiblemente excitado.

-
Poco a poco empieza a quitarse las ropas.

-
Ha invitado Dryssa a bailar. Un baile diferente. Un cariño especial. Caricias. Empieza a tocar su piel, besos en su cuello, en sus senos, barriga y bajo vientre.

-

Dryssa desnuda, le quita lo que restaba de ropa del chico. Vestidos ahora, sólo de piel y morbo.

-

El baile sigue como si no hubiera nadie más en la sala. Con movimientos de lentos él cuida de excitarla, mojarla… se pone de rodillas para beber de su miel mientras Dryssa se deja enloquecer por cada toque en su cuerpo.

-

La levanta en sus brazos, apoya la espalda de ella en la pared y es Dryssa quien le ayuda a poner su membro dentro de si. En un baile que era sólo de ellos.

-

Dos cuerpos uniéndose, allí...

-
Delante ellos, un público extasiado, excitadas por todo aquello, tanto que, no han visto entrar en sala los otros hombres.

-

Buscaban entre las chicas, las iniciales en las bragas hasta que, encontrando la que efectivamente le apetecía, se quedaba y empezaban a hacer como el primero.

-
Algunos con movimientos lentos. Leves. Graciosos. Otros más bruscos. Voraces.

-
Ha visitado con sus manos los rincones que aún estaban escondidos de los cuerpos de ellas y ellas no creían en todo aquello. No entendían cómo ellos sabían dónde les gustaba más ser tocada y como hacerlo... Claro, DRYSSA. Ella sabía y había planeado todo aquello.

-
Por muchos minutos, en la sala se convertio en el calor y bailado de cuerpos, susurros, gemidos, movimientos rápidos, otros lentos... la música, el olor de sexo.

-

El silencio insistía en volver a aquella sala. La música se acabó. Los gemidos han cesado. El silencio poco a poco se hacía presente.

-
Pasaron algunos momentos y así como ellos llegaron, se fueron. De repente y sin nada decir. Sin nombres. Sin vidas. Sólo sexo.

--
Ya era madrugada cuando salieron de la finca. Un poco lánguidas con lo que les han pasado horas antes. Pero, llenas. Llenas de alegrías. Llenas de sexo. Llenas de sí.

-
Han llegado para la boda de Dryssa y estaban ¡PRECIOSAS!

-
La boda transcurrió como todo debería ser. Dryssa, en fin, era la Señora Tomaggio.

--
Ninguna palabra fue dicha. Ellas nunca han sabido si Gabriel ha descubierto sobre la última fiesta.

-


Aunque sí, han descubierto que son mucho mejores que dicen las personas y mucho peores que ellas propias se imaginaban.

-

-



quinta-feira, 6 de agosto de 2009

Amor

Amor y punto.

segunda-feira, 3 de agosto de 2009

Perdóname

Perdóname por la cara mal humorada.

Perdóname por la falta de abrazo.

Perdóname por la falta de aire.

Perdóname si no te digo todos los días que te quiero tantas veces que deberías saberlo.

Perdóname por la falta de amigos.

Perdóname por la falta de abrigo.

Perdóname si, por algunos segundos de mi día, no pienso en tí.

Perdóname por la falta de hojas y letras.

Perdóname por tantos aguas.

Perdóname por tantas lágrimas.

Perdóname por la herida de ayer.

Perdóname por la falta de sonrisas.

Perdóname por la falta de flores.

Perdóname por la falta de colores.

Perdóname por la falta de perfección.

Perdóname por la ausencia no consentida.

Perdóname por el café que todavía no tomamos juntos.

Perdóname por las palabras que no fueron dichas.

Perdóname por la falta de opción.

Perdóname si te quiero tanto que cambiaría mi propia felicidad por la tuya si supiera que sería para siempre.

Perdóname por los caminos lejanos.

Perdóname si me enfado cuando te veo triste.

Perdóname por la falta de fuerza.

Perdóname si te pido tanto perdón porque sé que a tí no te gusta que lo hagan.


Perdóname y te pido sólo una cosa más...

Cuando se vaya el dolor...



seca tus ojos por mí.

domingo, 2 de agosto de 2009

Regreso

Mi madre me ha pedido para buscar algo en la hacienda vecina a la nuestra. Tenía 8 años. Me dijo que era algo importante y que era para llamar a… a… ¿A quién era para llamar?

-

Bueno, era temprano y en el día anterior había llovido mucho. La tierra del camino estaba empapada así que cada paso era n broma con la lama. Mi vestido de flores se quedó color de hormiga.

-

Las plantas estaban todas muy verdes. Tan verdes que ningún hombre podería hacer un color igual. Muy verdes. Tan verdes como los ojos de mi abuelo. ¿O eran azules? Ah!! Cuando estaba alegre, se ponían azules y cuando enfadado con uno de mis tíos(con mi papá nunca lo ví) se ponían verdes. Pero el verde de las plantas no eran un verde de ira. Eran un verde “azul”.

-

Antes de llegar a la hacienda, me he decido por otro camino. Ni más corto, ni más largo. Apenas otro camino en ésa tierra de “Dios”, así decía mi abuela.

-

He subido una sierra que tenía muchas flores al borde de su camino. He cogido muchas flores para llevárselas a mi mamá y mi abuela.

-

He bajado y camino al borde de un río. Entre sus piedras hice mi camino. Unas eran muy grandes, con otras hacia bromas y las lanzaba al río y me reía de la ola en su lecho. Eran piedras pequeñas y no en tanto, cuando lanzadas al agua, se repercutían en grandes olas y que se iban a todos los lados.

-

Me quedé un poco al borde del río y luego me volví al camino.

-

He percibido los muchos árboles de frutas que allí habían. No recuerdo de alguien contarme la historia de cuando fueron sembradas y asimismo estaban allí.

-

El aire olía a hierba, a lluvia y a la esperanza.

-

Me he ido a buscar algo que mi madre me pedió y me he regresado hoy.

-
-

-

He percibido que la vida tiene más de un camino, ni más corto ni más largo, apenas otro camino. Habrá lama y flores en ello. Caminarás sobre piedras, unas serán obstáculo otras harán con que te rías. Lanzarás los problemitas lejos, se harán en olas que volverá a tu pies. Te darán frutos que no sabrás quién se los ha sembrado. A veces no sabrás tampoco su historia. Y la esperanza tendrá y será siempre la última palabra.

-

-