sexta-feira, 21 de agosto de 2009

El Tiempo

Con mi falta de creatividad, me quedo con la de los otros.
-
-
El tiempo es aquello que nos obliga a existir. Nos atraviesa y nos arrastra a través de situaciones en las que pareciera no tenemos inherencia. Pero el tiempo es, antes que todo, una sucesión de acontecimientos.
-
No parece tener sentido pensar al tiempo como otra cosa más que la sucesión de todas las cosas que nos suceden. A veces nos parece que el tiempo pasa más rápido, porque lo que en ese momento nos sucede se amolda al recipiente del tiempo y se desliza a través de él de manera ágil y suave. A veces ciertos momentos parecen una eternidad. ¿Son los momentos en sí mismos los que parecen eternos? ¿O simplemente es que lo que nos esta sucediendo en esos momentos lo que se prolonga?
-
Es mucho más sensato creer que somos nosotros los que no soportamos ciertas cosas, y nos impacientamos porque terminen; que creernos tan importantes como para asumir que es el tiempo quien se detiene para que nosotros suframos. No. Nosotros somos quienes asignamos al tiempo su valor.
-
El tiempo no existe. El tiempo ni siquiera puede tener sentido. No es posible que algo que me produce placer transcurra en segundos (aunque en realidad sean horas) al mismo tiempo que para alguien que sufre, esas horas sean meses, años. Lustros.Es falaz intentar universalizar el valor de todas las cosas, que nos ocurren una inmediatamente después de la otra, mediante segundos, horas, días, meses.
-
Y aceptar que el tiempo pueda medirse para todos de la misma manera es un vano intento por creernos suficientemente poderosos como para asignarle un valor predeterminado a cada sentimiento, a cada dolor, a cada vibración, a cada descanso, a cada placer, a cada canción, a cada mujer.
-
¿Quién puede saber cuanto vale para mí el tierno beso de una mujer? Y si le damos acaso los valores a los que estamos acostumbrados, ¿Acaso ese beso duró solamente cinco segundos? Para mí quizás fue un suspiro de placer. O una eternidad de pasión.
-
Si nuestra vida no es más que la suma de nuestras experiencias, y tal vez de las que provocamos en otros, entonces puedo pensar que la vida y el tiempo están muy relacionados.
-
Quizás cada uno en sí mismo sea un tiempo. No me resulta fácil resignarme a asignarle un valor estándar a las cosas que me pasan.
-
Los besos que doy no duran cinco segundos. Duran una porción de placer y una pizca de pasión, nada más ni nada menos.
-
Cada canción no dura alrededor de cuatro minutos. Cada canción dura un mar de sensaciones, vibraciones varias y un sentimiento de placer solamente comparable a algunos pocos orgasmos.
-
No es justo esclavizarnos con horas, minutos, segundos, días, años, lustros, décadas, siglos, milenios. Nos merecemos vivir inmersos en besos, canciones, caricias, tal vez algún que otro fracaso y varias lecciones aprendidas.
-
Es reconfortante pensar en que la próxima vez que me besen, ese beso va a durar para mí no el tiempo que marca un reloj, sino el tiempo que marca mi vida.
-
Yo no pienso vivir ochenta años. Pienso vivir algún amor, dos o tres de mis mejores besos y las primeras veces que, enamorado, haga el amor con cada mujer.
-
El tiempo es una sucesión de acontecimientos. Y lo que a mí me acontece es lo que le da un valor a mi vida. No se trata de vivir muchos días, sino de que en los días que vivamos experimentemos acontecimientos que nos hagan vivir prolongados momentos. Esa sucesión de momentos es lo que debemos llamar tiempo. Lo que nos trasciende. No lo que nos apresura para que sigamos adelante. Detenerse y disfrutar de un momento es un eslabón en la cadena de nuestros tiempos. Apurarse para llegar a hacer algo antes del mediodía es tan efímero que, mañana, no habrá tendido ningún valor. Y pasado mañana, jamás habrá existido.
-

2 comentários:

  1. El tiempo es la cuarta dimensión de la existencia, sin él no tendríamos la sensasión de vida.
    El tiempo, como todo, es relativo y se siente según las circunstancias del arbitrio sideral.
    Nosotros somos producto de las circunstancias del tiempo.
    Somos el resultado de causas y efectos que se dan en una sucesión de momentos.
    Aunque muchas veces escapa a nuestro manejo, está también en nosotros hacer que cada día dure tan POCO como 24 horas o TANTO como 86.400 segundos.

    ResponderExcluir
  2. Wow!!

    Me gustaría que mis lectores no fueran tan anónimos. :)

    ResponderExcluir

Cuéntame.