sexta-feira, 30 de julho de 2010

Hecho y consecuencias

- ¿Será que algún día podrás perdonarme?

- Nunca. ¿Por qué hubiera yo ayudarlos a ti y a tu consciencia a quedar tranquilos?

-

- Anda. Tampoco es un drama. Podremos vivir bien así: Tú sin mi perdón y yo con el daño que me hiciste. Tal vez uno de nosotros dos podrá convivir mejor con lo suyo, pero asimismo sobreviviremos. Y ya.

Verdad que no es dicha se cambia en cáncer.

quinta-feira, 29 de julho de 2010

Posponer

Hoy publicaría algo, pero no. Ya no me apetece. Se queda para mañana.

terça-feira, 27 de julho de 2010

Invisible e invencible

Mientras escribo y hablo a través de mis palabras, muchas veces, es necesario que piense que hay alguien que me lleva por las manos a ciertos rincones, a veces sentimentalmente y a veces moralmente, inaccesibles.



La “claridad” de las cosas sencillas siempre tan presentes en el día a día. La claridad natural de que existe. Normal. Como la vida…. Así como la oscuridad que es explorada… explorada por si misma y por nosotros.

segunda-feira, 26 de julho de 2010

¿Podemos quedarnos así?

No quiero hablar sobre el dolor para que no me duela más.


No quiero hablar sobre el sufrimiento para que no sufra tanto.


No quiero hablar sobre rencor porque no quiero arrepentirme de lo que (me/te)hice.


No quiero hablar sobre arrepentimientos porque nunca supe/sé lo que hacía/hago. Siempre aprendo. Todo es nuevo en mi vida. Cada beso, un recomienzo aunque sea con la misma persona todos los días.


No quiero hablar sobre todos los días porque son ellos que me soportan. A mi y a mi vida.


No quiero hablar sobre vida porque ella no hace mucho sentido sin ti a mi lado. Estás lejos.


No quiero hablar sobre lejos o cerca para no sentir que la sola.


No quiero hablar sobre la soledad porque ella se convirtió en mi mejor amiga.


No quiero hablar sobre el miedo para que crear fronteras en mi mente.


No quiero hablar sobre fronteras porque sólo el alma no reconoce distancias.


No quiero hablar sobre el alma porque fue la primera cosa que tocaste y dejaste tu marca que tampoco el tiempo podrá quitármela.


No quiero hablar sobre el tiempo porque éste tiene vida propia. Estaba aquí antes de nosotros y después que nos vayamos… él seguirá. Él siempre sigue.


No quiero hablar sobre el pasado porque tengo que vivir mi presente. Es lo que tengo.


No quiero hablar sobre el presente porque le tengo miedo al futuro.


No quiero hablar sobre el futuro porque no quiero desesperarme.


No quiero hablar sobre el desespero porque no quiero amarte… desesperadamente. De nuevo.


No quiero hablar sobre el amor porque no quiero acordarte.


No quiero hablar sobre acordarte porque te odio.


No quiero hablar sobre el odio porque te amo, te amo, te amo, pero eso me duele.



NO quiero hablar sobre nada. ¿Podemos quedarnos así? ¿En silencio?


Vida

"Y después de todo, la muerte es sólo un sintoma de que hubo vida."

Mario Bendetti

quinta-feira, 22 de julho de 2010

Sin peso y sin medidas


Cuando llego atrasado es porque algo muy grave sucedió que me impidió de llegar en el tiempo cierto. Si mi compañero de trabajo llega atrasado es porque es un irresponsable que no sabe cómo es importante que se esté en la oficina desde cuando lo necesitamos.

Cuando le dejo al coche en el lugar reservado a los deficientes físicos y me voy al Banco “es sólo por poco tiempo, 15 minutos como máximo”. Si veo alguien en el mismo lugar pienso que es un HDP sin senso social.

Si no entrego la tarea en la fecha final es porque hubo miles de imprevistos (la gripe que me dejo 3 días con fiebre en la cama, el viaje a trabajo que era tan importante y necesaria, mi ordenador se ha estropeado “comiéndoselo” todos los archivos…) que me han impedido de hacerlo. Si mi compañero no entrega la tarea en la fecha final es un perezoso que se queda en la oficina sólo para cumplir horario y recibir el sueldo a finales del mes.

Si estoy sola es porque soy una mujer moderna, independiente y quiero vivir mi vida a tope. Si mi amiga está sola es una derrotada que no tuvo capacidad de mantenerse junto a un hombre.

-


¿Hasta cuándo seguiremos así? ¿Poniendo valor a las cosas siempre basados en dos pesos y dos medidas?


Foto: Folhas no chão

Autor: Álvaro Pressanto

Recogida de la página: Olhares - Fotografía Online

terça-feira, 20 de julho de 2010

Las muchas casas de Liliane

Domingo pasado, estábamos todos y todas (como siempre) en la cocina. Hablábamos sobre de cuando éramos niños. Bonitos recuerdos, como nos dijo mi madre. Siempre hablamos sobre estas cosas y siempre nos acordamos de cosas nuevas que nos vienen en mente.

A la noche, ya en la cama, pensaba en las muchas cosas que me habían dicho. Mi madre me dijo que siempre he sido tranquilita así. Mi hermana me dijo que siempre tuve la sonrisa ésa. Mi padre me dijo que era ponerme en la cuna y una radio encendida a mi lado que me quedaba todo el día quieta. Y que me gustaba mucho Clara Nunes.

Mi hermano me dijo que era una princesa autónoma. Delicada. Me encantaba jugar y que nunca me hacía falta una compañía en los juegos infantiles.

- He jugado con muñecas hechas con chócolo;

- He jugado a fútbol con los chicos de la calle y era buena en eso;

- He bailado en fiestas de la escuela(no hay fotos porque eran muchos caras en la época);

- He bailado en las fiestas de cumpleaños de las amigas;

- He leído mucho;

- He tenido ducha de lluvia y luego me he quedado tres días con fiebre;

- He jugado a bambolé. Mucho;

- He jugado a Pogoball;

- He jugado a saltar cuerda;

- He jugado a rompe cabezas, pero luego me aburría porque siempre los hacía rápido.

- He jugado a elástico.

- He jugado por la lógica. He jugado por el sueño.

Fui muchas. Soy muchas personas. Así como en los juegos infantiles, tuve y aún tengo muchas casas. Vivo en la casa alegría la mayor parte del tiempo. A veces paso de visita por la tristeza, en la añoranza y a veces me aventuro en una que se llama futuro (sin techo, sin suelo, sin paredes, sin certezas).

Sigo en una eterna busca. Del mundo y de mí. Aunque… parafraseando a Clarice Lispector: “Siempre soy yo misma. Aunque no seré la misma para siempre”.

segunda-feira, 19 de julho de 2010

El sabor de las cosas

Manzana se sabe a hambre “pequeña”. De las que nos viene entre el desayuno y la comida. Es dulce en la medida exacta de un suspiro.


Melocotón se sabe a playa. Días cálidos de sol fuerte.


Fresa se sabe a cariño. Se sabe a placer. Es pequeña. Cabe entera en la boca. Así como el amor cabe entero dentro del corazón. Es dulce. Los dos.


Uva se sabe caricias. Placer incondicional.


Cereza se sabe a helado. Amores eternos. Uno no existe sin el otro. Y así.


Melón y sandía se saben a dieta. De las que hacemos sin quejarnos. Tanto agua y ninguna caloría. Dulces y suaves. Como el verano.


Pitanga se sabe a ansiedad. Ni siempre era fácil encontrarla y cuándo la encontrábamos era la tarde más esperada. No nos importábamos qué había de merienda. Sabíamos que el zumo de pitanga por si sólo era suficiente.


Acerola se sabe a días en mi casa.


Carambola se sabe a broncas de mi madre. Siempre la recogíamos del árbol en la finca… que nunca era la finca de mi abuelo. Siempre de las cercanías. Y siempre nos pillaban. Y siempre se lo decían a mi madre y a mis tías. Y siempre había bronca. Y siempre lo hacíamos de nuevo.


Mandarina se sabe a aventura. En la finca, el árbol de mandarina se quedaba lejos de la casa y dentro del enorme gallinero. Si nos apetecía, tendríamos que sacar valor de entrar sólos en el gallinero. Han sido muchas las veces en que mi madre, mi padre y mis tías han tenido que irse a nuestro socorro.


Aguacate se sabe a gripe. Siempre que estábamos gripados nuestras madres nos hacían beber aguacate con leche latidos en la licuadora porque es fuerte y nos dejaría igual de fuertes.


Pera se sabe a infancia. Son granos dulces de arena.




Mamón se sabe bien.

sábado, 17 de julho de 2010

Felicidades.

Olor de tierra después de la lluvia. Edredón y película en días fríos. Vino y buena compañía. Sol, playa y días festivos con puente en los lunes y martes. Asado y amigos. Viernes y cerveza. Chistes cuando estés borrachos para que te rías hasta mearse. Beso de buenos días de Iker y Uriel. Ganar un campeonato. (a) Brazos de Concepción. Olor de coche nuevo. Baño de lluvia en el verano. Caminar sin prisa de llegar a algún lugar. Respirar fondo en cuando estés estresado. Noche de luna llena. Mariachis bajo la ventana. Olor de flores en la primavera. Pizza en las noches sin nada qué hacer. Bocas sedientas de besos. Olor de libros. Letras en un libro que leerás 2, 3, 4 veces y no te cansarás. Hacer pastel junto a los niños. Un beso de una persona que te ame. Abrazos de una persona que te ame. Cariños en tu espalda de alguien que te ame. Escuchar el AMANECER. Respirar el ocaso. Baño caliente en el invierno. Recibir a una llamada de una persona que hace mucho no tienes noticias suyas. Caminar con los pies dentro del agua. Leche fresco. Café hecho minutos antes. Estirarse al despertar. Cantar alto de alegría. Andar desnudo por la casa. Hacer pipi con la puerta abierta. Tras un día lleno ser recibido con cena puesta y con el beso más tierno del mundo. Fresa con leche condensada. Dulce de leche en el pastel de vainillina. Infusión de romero al fin de un día largo. Mirar el reloj y descubrir que no estás atrasado. Comerse 1 kg de spaguetis y no engordarse 1 grama. Ropa nueva. Casa blanca en el pueblo. Pasear en el pueblo de manos dadas con alguien que te quiere mil. Jardín de flores y miradas. Poesía para el alma. Samba en días tristes. Es decir… samba todos los días de tu vida.

quarta-feira, 14 de julho de 2010

El Universo visto por el ojo de la cerrradura

Es un regalo de mi sobrina Clara.

La felicidad insiste y persiste en existirse en las pequeñas cosas.



terça-feira, 13 de julho de 2010

Vacío y lleno

A veces no me gusta sentirme vacía. Tampoco tan llena.

segunda-feira, 12 de julho de 2010

Mariposa

Llámenme de amargada, pero hay ciertas cosas de “auto ayuda” que ya no soporto escucharlas, leerlas.

Por ejemplo:

¿Quién fue el cabrón que empezó con lo de hacer analogía con la vida de la mariposa y la nuestra?

1º Fase:

La mariposa mientras es una lagarta se arrastra al suelo, se mata intentando sobrevivir, se queda ajena a todo y a todos y su vida es tan sólo comer y comer y comer y comer hasta que se quede inmensa de gorda, produzca a un capullo, se meta allá dentro, se queda 3 ò 4 días apretada y salga de allá una LINDA mariposa.

Ok.

2º Fase:

Tras todo eso, ella de tan linda y tan llena de colores (que son su arma para conquistar a otro de su especie y así tener sexo TAN SÓLO 1 VEZ EN TODA SU VIDA – repito – TAN SÓLO 1 VEZ EN TODA SU VIDA) tiene que estar atenta y pasar el resto de sus días escondiéndose de los predadores porque al más pequeño descuido, se la comen.

Resultado:

Ahora les pregunto: ¿Qué tan especial se puede decir de su vida a punto de afirmar que es mejor que la del ser humano?

Ok. Mariposa no paga alquiler. No tiene que levantarse temprano para el trabajo. Sus hijos se educan solos. No tiene Síndrome Pre Menstrual. No tiene suegra ni suegro ni cuñados. Tampoco sabe quiénes son sus hermanos. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Fulano. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Beltramo. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Ciclan. No tiene que saber la contraseña del ordenador de casa. No tiene que saber la contraseña del ordenador del trabajo. No tiene que saber la contraseña del MSN. No tiene que saber la contraseña de Gmail. No tiene que saber la contraseña de Yahoo. No tiene que saber la contraseña de Orkut, Facebook, My Space y miles de otros “sitios de relacionamiento” (Incluso porque su único concepto de relacionamiento se restringe al de su cuerpo con sus alas.). No tiene que preocuparse con el tráfico al regresar a la casa (a menos que hayan destruido a una colmena y ahora hay miles de abejas perdidas entre las flores. Eso sería preocupante.). No tiene que saber con que ropa se va a la boda de Fulana…

Pensando bien… si no fuera por lo del sexo…

Diálogo

- Pero… pero… ¿Qué pasó, niña? ¿Qué fue todo eso?

- No lo sé. Creo que fue la rabia que me hizo vomitar las palabras y mi corazón en la calle.

- Jejejejejejeje… Incluso cuando estás enfadada insistes en ser delicada.

domingo, 11 de julho de 2010

Copa Del Mundo

Se acabó el Mundial de 2010. Los hígados se lo agradecen.

Hasta 2014.



Nos vemos en Brasil.

sexta-feira, 9 de julho de 2010

Asalto

Hace poco una amiga me llamó para decirme que le han asaltado. La pobre estaba en pánico. Nadie le hizo daño, el perjuicio no fue tan grande, pero estaba muy asustada. Se sentía, en sus palabras, “invadida”. Natural sentirse así tras robarnos. Pero, me he fijado en lo que me dijo enseguida: “Lili, si quieres saberlo, ya no me importa. El pobre me robó porque le hacía falta el que se lo llevó.”

Personalmente pienso que lo que le hace falta a uno que roba es:

- Inteligencia para saber lidiar con los problemas de la vida;

- Decencia para saber a dónde empieza mi derecho a dónde termina el suyo;

- Valentía para levantarse todos los días y literalmente luchar todos los días contra la pereza y la comodidad y ponerse a trabajar. En lo que sea. Y así, tener a sus cosas como lo hace LA MAYORÍA de la gente.

- Humanidad para saber que no es un “aislado” sino parte de un todo.

- Poesía para saber que la vida es mucho más que tener.

Esto: Les hace falta poesía.

quinta-feira, 8 de julho de 2010

Desconocido

Mi hermana me pedio para encontrarla a las 7pm en el rol del edificio de su dentista. Me había invitado a cenar, pero tenía que revisar uno de sus dientes.


Llegué 15 minutos antes. En la entrada del edificio se veía un espacio muy grande rodeado por un jardín inmenso y muy bonito. Había una cascada artificial y cerca de ella el espacio reservado a la espera con sofás y sillas.


Buscaba a un lugar vago a dónde podría sentarme y leer tranquilamente, mientras le esperaba, cuando noté la miraba insistente de un desconocido. De inicio me hizo gracias, pero a lo largo de los minutos eso pasó a molestarme.


Como yo, había muchas personas a espera de alguien y con un poco de esfuerzo, tras pedir a una señorita que le bajara al suelo el bolso que estaba “sentado” (gente mal educada) en la silla para que pudiese sentarme, me senté.


La silla estaba puesta exactamente delante al hombre que comenté antes.


Me miraba intensamente. Uno desinformado que nos viéramos, diría que somos viejos amigos, pero, insisto, no lo conocía.


Saqué el libro del bolso y empecé mi lectura intentando ignorarlo. En vano.


A cada letra sentía su mirada y pues, empecé a mirarlo tanto cuanto él me miraba. Tal vez sea una buena estrategia para que se sintiera avergonzado y no siguiera con su jueguito de niño.


En vano. Sostenía mi mirada como si estuviera hechizado. O algo así.


Antes de esbozarme cualquier reacción, fue él quién empezó a hablar:


- Hola, Liliane.


- (Totalmente sorprendida y tartamudeando) Ho-o-la.


- Impresionante es lo que el tiempo hace con las personas. A algunas, él(el tiempo) insiste en joderlas. A otras, pocas, el tiempo insiste en ser su mejor amigo. Estás en el según caso. ¡Estás guapísima, chica!


- ¡Mu-u-chas gracias! Pero…


- Estás confundida. ¿Verdad? No sabes de dónde te conozco.


- Pues…


- Pues eso. Sé muchas cosas de ti. Te conozco desde hace mucho y sinceramente te digo que estás en la mejor fase de tu vida.



Eso me ha enfadado muchísimo y le dije:



- ¡¿Mejor fase de mi vida?! No sabes un coño de lo que dices.



- Sí. Sí. Lo sé. Sé que prefiero a tu piel ahora que cuando eras niña. Prefiero a tus libros de ahora(mirándolo al que estaba en mis manos) que en otras época. Hoy lees a Eduardo Galeano. Prefiero a tu postura de mujer ahora. Antes eras una niña. Prefiero a tus certidumbres ahora que tus incertidumbres de adolescente. Prefiero a tu verdad absoluta de ahora que tus mentiras de antes. E incluso tras tantos cambios, seguro, mantienes los mismos valores de que te han enseñado tus padres. Tienes el carácter difícil, sin embargo, eres dulce aunque muchas no tanto.



- Ok. Me estás asustando.


- (Tras una carcajada) No. No te asustes. Hago daño sólo a los que no tienen la valentía de mirarme a los ojos. Estos sí, merecen algo malo porque son cobardes.



- (Tras una carcajada) Ok. Ahora sí me tienes en duda: No sé si es vanidad o locura lo que sientes y dices. Sin embargo, es como mínimo, chistoso. Me haces reír. Mucho.



- ¿Ya ves? El sarcasmo es algo nuevo. No lo tenías cuando…



Suena mi teléfono y es mi hermana. Había terminado y me esperaba a la entrada el edificio.


- Bueno, Liliane, creo que es todo. Quizá nos encontramos de nuevo y tal vez estés tan “disponible” como ahora.


- A ver.


- ¡Cuídate mucho!


- Tú igual. Oye, por cierto, ¿cómo te llamas?


- Espejo.


Imagen: Muchacha ante el espejo - Pablo Picasso