quinta-feira, 22 de julho de 2010

Sin peso y sin medidas


Cuando llego atrasado es porque algo muy grave sucedió que me impidió de llegar en el tiempo cierto. Si mi compañero de trabajo llega atrasado es porque es un irresponsable que no sabe cómo es importante que se esté en la oficina desde cuando lo necesitamos.

Cuando le dejo al coche en el lugar reservado a los deficientes físicos y me voy al Banco “es sólo por poco tiempo, 15 minutos como máximo”. Si veo alguien en el mismo lugar pienso que es un HDP sin senso social.

Si no entrego la tarea en la fecha final es porque hubo miles de imprevistos (la gripe que me dejo 3 días con fiebre en la cama, el viaje a trabajo que era tan importante y necesaria, mi ordenador se ha estropeado “comiéndoselo” todos los archivos…) que me han impedido de hacerlo. Si mi compañero no entrega la tarea en la fecha final es un perezoso que se queda en la oficina sólo para cumplir horario y recibir el sueldo a finales del mes.

Si estoy sola es porque soy una mujer moderna, independiente y quiero vivir mi vida a tope. Si mi amiga está sola es una derrotada que no tuvo capacidad de mantenerse junto a un hombre.

-


¿Hasta cuándo seguiremos así? ¿Poniendo valor a las cosas siempre basados en dos pesos y dos medidas?


Foto: Folhas no chão

Autor: Álvaro Pressanto

Recogida de la página: Olhares - Fotografía Online

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.