sexta-feira, 30 de julho de 2010

Hecho y consecuencias

- ¿Será que algún día podrás perdonarme?

- Nunca. ¿Por qué hubiera yo ayudarlos a ti y a tu consciencia a quedar tranquilos?

-

- Anda. Tampoco es un drama. Podremos vivir bien así: Tú sin mi perdón y yo con el daño que me hiciste. Tal vez uno de nosotros dos podrá convivir mejor con lo suyo, pero asimismo sobreviviremos. Y ya.

Verdad que no es dicha se cambia en cáncer.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.