segunda-feira, 12 de julho de 2010

Mariposa

Llámenme de amargada, pero hay ciertas cosas de “auto ayuda” que ya no soporto escucharlas, leerlas.

Por ejemplo:

¿Quién fue el cabrón que empezó con lo de hacer analogía con la vida de la mariposa y la nuestra?

1º Fase:

La mariposa mientras es una lagarta se arrastra al suelo, se mata intentando sobrevivir, se queda ajena a todo y a todos y su vida es tan sólo comer y comer y comer y comer hasta que se quede inmensa de gorda, produzca a un capullo, se meta allá dentro, se queda 3 ò 4 días apretada y salga de allá una LINDA mariposa.

Ok.

2º Fase:

Tras todo eso, ella de tan linda y tan llena de colores (que son su arma para conquistar a otro de su especie y así tener sexo TAN SÓLO 1 VEZ EN TODA SU VIDA – repito – TAN SÓLO 1 VEZ EN TODA SU VIDA) tiene que estar atenta y pasar el resto de sus días escondiéndose de los predadores porque al más pequeño descuido, se la comen.

Resultado:

Ahora les pregunto: ¿Qué tan especial se puede decir de su vida a punto de afirmar que es mejor que la del ser humano?

Ok. Mariposa no paga alquiler. No tiene que levantarse temprano para el trabajo. Sus hijos se educan solos. No tiene Síndrome Pre Menstrual. No tiene suegra ni suegro ni cuñados. Tampoco sabe quiénes son sus hermanos. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Fulano. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Beltramo. No tiene que saber contraseña de la cuenta en el Banco Ciclan. No tiene que saber la contraseña del ordenador de casa. No tiene que saber la contraseña del ordenador del trabajo. No tiene que saber la contraseña del MSN. No tiene que saber la contraseña de Gmail. No tiene que saber la contraseña de Yahoo. No tiene que saber la contraseña de Orkut, Facebook, My Space y miles de otros “sitios de relacionamiento” (Incluso porque su único concepto de relacionamiento se restringe al de su cuerpo con sus alas.). No tiene que preocuparse con el tráfico al regresar a la casa (a menos que hayan destruido a una colmena y ahora hay miles de abejas perdidas entre las flores. Eso sería preocupante.). No tiene que saber con que ropa se va a la boda de Fulana…

Pensando bien… si no fuera por lo del sexo…

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.