segunda-feira, 12 de julho de 2010

Diálogo

- Pero… pero… ¿Qué pasó, niña? ¿Qué fue todo eso?

- No lo sé. Creo que fue la rabia que me hizo vomitar las palabras y mi corazón en la calle.

- Jejejejejejeje… Incluso cuando estás enfadada insistes en ser delicada.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.