sábado, 27 de março de 2010

Menina da Lua - Update


Te veo niña. Desde aquí a donde estoy, te puedo ver. Te veo caminar entre las calles vacías. Noche sin color, sin esperanzas, sin calor y sin dolor.

Te veo pasar por entre los árboles de un parque cualquier. Aunque intentes esconderte, veo a tu bulto por entre los brazos extendidos de un u otro árbol. Hojas secas, como tu cuerpo que ya no tiene lágrimas para llorar.

Te veo niña. Te veo caminar teniendo la espalda caída. Con la cabeza pendida. Ojos al suelo. Con los brazos cruzados. Es como si tu cuerpo pidiera una reverencia a la vida que pasa y te deja.

Te veo mi niña. Te veo desde aquí a donde estoy. Te veo cabello al viento. Te veo triste. Muy triste.

Te veo niña a caminar por la calle. Y tú, no ves a nadie y nadie te nota. Tienes sólamente mi compañía en ésta noche. Asimismo no me miras.

Te veo niña. A cada paso. Paso a paso. A cada suspiro.

Te veo niña delante del moribundo de la calle. Mirándolo. Viéndote en él. Como un espejo. La diferencia entre vosotros es que te mantienes en pie. ¿Acaso es una ventaja?

Te veo niña a través de la venta del autobús. Te veo a ti y a tus pensamientos. Y tú me miras y no me ves, niña.

Te veo niña y te sigo. No te das cuenta de quién soy.

Te veo a través de la ventana de tu dormitorio. Te veo en la cama. Teniéndola a tu almohada como compañía. Te agarras a ella como un pedido socorro. Como si fuera tu única salvación.

Te veo y a tus fantasmas también. Sólo tú no te enteras de las tantas personas que se hacen presentes en tus pensamientos y tú… no estás.

-

-

Menina da Lua también el nombre de una de las canciones que más me encantan. La cantante es Maria Rita.

-

-

El poeta Vicente Herrera Márquez ha escrito ese poerma trás leerme. Y me pide perdón por robarme el título... :-)


La niña de la luna

Vicente Herrera Márquez

Ayer, niña pequeña, jugaba con la luna,

le mostraba sus juegos, la invitaba a su cuarto.

Cuando crecía la contemplaba extasiada,

le susurraba poemas, le contaba sus romances.

Ahora, niña grande, la luna es el espejo en que se mira,

hoy es su confidente, su amiga y compañera.

Por las noches cantan, ríen, lloran y discuten de la vida,

hablan de los hombres, también filosofía.

Beben caipiriñas y danzan con velos color noche,

ríen con chismes y tonteras, también lloran por amor.

Cuando ríen, a carcajadas, hacen coro las estrellas

junto a todas las voces que se esconden en la noche.

Cuando cantan, con ellas, canta el viento con voz de tenor,

mientras las luciérnagas titilan poniendo ritmo a la canción.

…Y cuando lloran…

¡Ayyy cuando lloran!

Cuando lloran las cubren nubes de tormenta,

que al mezclarse con lágrimas de niña y luna

caen en diluvio por los campos y se hacen torrentes

que riegan el trigo y arrasan riberas con las penas de la niña.


Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.