terça-feira, 29 de junho de 2010

Delirios de una semilla

Sólo por hoy

- Hoy, la lluvia que cae en la tierra seca de los pobres olvidados será bendición. No sufrimiento.

- Hoy, las bocinas que los humanos hacen uno al otro será para llamarles la atención y decirles “buenos días”. No para darse broncas mutuamente.

- Hoy, todos los niños y niñas del planeta tendrán el día para juegos y risas. No para el trabajo, dolor, sed o hambre.

- Hoy, todas las personas del mundo se acordarán de que son PERSONAS. Y que la guerra mata a personas… como a si mismo.

- Hoy, todos escucharán a una palabra gentil.

- Hoy, el libre arbitrio será usado para el bien.

- Hoy, los hombres y mujeres sabrán que han sido niños y que un día serán ancianos.

- Hoy, el agua será para saciar la sed y no como motivo de guerra.

- Hoy, no habrá guerra.

- Hoy, la mar será el lugar más seguro para los peces, delfines, ballenas, tiburones…

- Hoy, el sol no quemará.

- Hoy, la locura más grande será elegir entre el helado de crema y el de fresa.

- Hoy, las madres serán madres y padres serán. No serán ejecutivas y ejecutivos, empresarias y empresarios con prisa y sin tiempo.

- Hoy, los animales del planeta nos verán como las personas más confiables de todo el planeta.

- Hoy, el sol y la luna estarán juntos en el cielo.

- Hoy, ser libre es orden.

- Hoy, las personas verán los colores mucho más allá de lo ven. El amarillo será amarillo como el calor de sol, el rojo será rojo como el sabor de una fresa, el marrón será dulce como el chocolate, el anaranjado es el color que nos pondrá pelo a punta como cuando ponemos por primera vez una naranja en la boca, el verde será el verde de sabor de naturaleza, como un brócoli… etc.

- Hoy, las estrellas nos prestarán su brillo para que podamos jugar a ángeles.

- Hoy, el corazón y el cerebro no serán sólamente órganos de nuestro cuerpo. Serán los que nos guiarán en cada actividad del día.

- Hoy, “ser” será mucho más importante que “tener”.

- Hoy, sentir será la esencia del “ser”.


Um comentário:

  1. Hoy, la felicidad no será algo que se desea sino algo que se dona.

    ResponderExcluir

Cuéntame.