segunda-feira, 30 de agosto de 2010

A Hierro y Fuego



“Es un tal milagro encontrar, en este infinito de desengaños amorosos, el ser verdaderamente amado. Me pierdo por un momento en la observación triste, pero fría, de este extraño baile de desencuentros, en que frecuentemente la que debería ser de aquél acaba que baila con el otro porque el esperado nunca llega; pero, este pasó por ella sin que lo supiera, sus manos se han tocado sin querer, ellos se han mirado a los ojos por un rato, pero no se han reconocidos.”


Vinícius de Moraes

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.