domingo, 23 de janeiro de 2011

Mis cosas

A veces me pregunto el por qué de tener un blog.


El por qué escribirlo en español. Sería más fácil si lo hiciera en mi idioma.


Es entonces que me acuerdo de la época en que empecé a estudiar español. Días de agobio y desespero por querer decir las cosas y no saber cómo hacerlo.


De los intentos, malentendidos y broncas que siempre hay en el principio de las cosas. Más aún cuando hablamos de un nuevo idioma.


De las horas dedicadas a leer lo que los otros escribían y diciéndome a mi misma: Mimisma, pronto sabrás cómo enseñarles a todos lo que pasa en esta tu cabecita inquieta.


Pienso en lo que me inquieta ahora es lo que hablo.




Es cuando me doy cuenta de que lo hago por mí. Y nada más importa. Sencillo así.


Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.