quinta-feira, 18 de agosto de 2011

¿Qué es vida?



Hace poco leía en un periódico que una madre argentina lucha por darle a su hija el derecho de morir. “Muerte digna”.


La niña que tiene 2 años y 3 meses, no tuvo oxigenación suficiente en el parto y ahora vive en estado vegetativo en la cama. Su madre dijo que ella no abre los ojos, no habla, no sonríe, no llora, hace nada. Cuadro ése, irreversible de acuerdo con 4 informes de 4 médicos distintos. Pero, no se puede desconectar los aparatos porque todavía no se ha confirmado muerte cerebral.


No quiero hablar del sufrimiento físico de la niña porque seguramente está bien cuidada e igual siempre ha estado así. No tiene una referencia de “vida” para sufrir psicológicamente. Lo único que conoce es lo que es. Tampoco tiene consciencia de todo eso.


No quiero hablar del sufrimiento psicológico de los de la familia porque me es imposible imaginar tal situación. No sabría por dónde empezar a escribir sobre eso.


Lo que quiero es cuestionar a dónde empieza el concepto de vida.


Científicamente se dice vivo: “Todo producto de concepción que, independientemente del tiempo de gestación, después de expulso o extraído del cuerpo de la madre, respire o tenga otra señal de vida como latidos cardíacos, pulsación del cordón umbilical o movimientos efectivos de músculos de contracción voluntaria estando o no desprendido de la placenta.”


Vitalmente el corazón está a latir. Tan sólo.


Afectivamente es un ser esperado y amado. Sangre de la sangre de dos personas que se prepararon para recibirlo.


Religiosamente es un ángel. Un ser creado a imagen y semejanza a Dios. Y si se encuentra en la situación ésa es porque “así quiso Dios”.



Bruno es mi sobrino y tiene 1 año y 5 meses. Vive cerca de mi casa y por lo tanto tenemos el privilegio de convivir con él.


Él sí, sonríe. Habla(y mucho). Llora. Se despierta. Y todo el tiempo está involucrado en algo: Nuevos juegos, pelota, dibujos, carcarradas, palabras nuevas(o por lo menos en el intento), correrías mil, etc.


Su corazón también late. Y no es por el simple acto de latir.



¿Existir y vivir es lo mismo?



2 comentários:

  1. Al leer el caso de esa niña, recuerdo el caso patetico de muchas personas, quienes estan muertos en vida, como zombies, sin saber donde estan o a donde quieren llegar, y como tu lo dijiste: quizas esa niña no tenga una referencia anterior sobre vida conciente fuera del utero, pero los adultos que viven semiconcientes?
    acaso no recuerdan cuando eran niños y querian ser bomberos, policias o doctores?
    por eso trato de acordarme de cosas graciosas cuando me subo al camion (bus) para ir al trabajo: porque a mi alrededor los demas parecen hasta enojados de ir a trabajar, como si no fueramos afortunados por el hecho de vivir y tener salud...

    ResponderExcluir
  2. Quid:

    Ésa es la peor muerte. La muerte en vida.


    Abrazos

    ResponderExcluir

Cuéntame.