terça-feira, 15 de novembro de 2011

A la espera

Sentada en la sala de espera.

De nuevo.

Pero ahora sin "aburricentes" para molestarme. Sólo un par de ojos negros mirándome aunque sin mucho qué decir.

Mi espera es diferente. No es espera por el médico...

Escribo para que mis nervios me dejen en paz. 

Como si fuera posible tal cosa. Tienen vida propia y siempre hacen lo que les dan ganas.

Escribo para desahogarme.

Escribo para acalmarme.

Sin mucho éxito, por cierto.

Escribo copiosamente.

Escribo sin ganas.
Fernando Pessoa dijo que escribir es una manera de librarse del mundo. Sentirse fuera de si mismo. 

No sé si tengo el desprendimiento ése. Creo que no lo tengo. Aunque insisto en las palabras.

Al fondo se oye una canción lenta, suave. Pienso que es A-HA. Música siempre me acalma. Incluso en cuanto no es una de mis preferidas.

Eso siempre funciona.

Debería quedarme todo el tiempo con audífonos.

Y ya se acaban las líneas del papel. Mi único.

Escribo, escribo, escribo... en reticencias... sin fin...






2 comentários:

  1. Escribir es inmensamente reparador... y encima sirve para que otros lo disfruten, así que adelante.
    Un beso.
    HD.

    PS: se te extraña

    ResponderExcluir
  2. Hola Humberto!!! Así lo haré. O por lo menos a intentarlo... Estoy de vacaciones en Uruguay y por eso ando un tanto lejana. Besos

    ResponderExcluir

Cuéntame.