terça-feira, 10 de novembro de 2009

Menina chistosa


Hoy fue día de chistes en MSN... jijijijijiji...
- -
Un hombre llama desesperado a su mujer:
-Cariño, ¡ven! Estoy desquiciado, he comprado un puzzle y no encuentro la manera de encajar ni una sola pieza
Ella responde: ¿Pero tienes la foto o el dibujo del puzzle en la caja?
-Sí, mira, es un gallo. Pero no hay manera, estoy muy desanimado.
La mujer se sienta y mira la mesa. Lo mira a él. El la mira a ella. Ella lo vuelve a mirar a él y dice:
-Vamos a hacer una cosa: Volvemos a meter los Corn-Flakes en la caja, y no decimos nada a nadie, ¿vale?
--------
-
-
La chica: Ayyyyyyy Mami.... estoy tan agobiada... es que mi novio no cree en el infierno. ¿Qué hago mamiiiiiiiii?
-
La mamá: Descuida hija mía. Cásate con él y deja el resto conmigo.
- -
-
---------
- -
Un abogado(te juro, Igor, que no es chiste sobre abogado... te lo juro) se va a la jefatura porque un preso lo había llamado.

Cuando están a solos, el abogado percibe que el preso tiene su cuerpo todo estropeado, hinchado, lleno de heridas y se lo pregunta:
- Pero, ¿qué te pasó? - Pues... no me acuerdo de mucha cosa. Estaba andando por la calle cuando he percibido algunas personas que se apretaban en un determinado sitio. Curioso que soy, fui a ver qué pasaba allí. Cuando me acerqué, me han dicho que era una puta que estaba de parto allí mismo, en la calle. Cuando el niño nació con la ayuda de las personas, hubo una conmoción colectiva para que compremos algo para regalárselo. Bueno, al volver del supermercado, tenía en las manos un paquete de pãnal desechale y cuando fui dárselo, un policía me detuvo y me preguntó:
- Oye, ¿a dónde piensas que te vas con eso?
Cuando le contesté:
- A la puta que le parió, señor.
-
Después, sólo me acuerdo del suelo...
- - -
---------
-
-
- -
Un hombre, con un problema íntimo, se va al urólogo, pero cuando llega en el Hospital, se da cuenta de que era una urólogA. Un poco tímido, con vergüenza, se la preguntó:
- Oye... antes de todo, ¿me prometas que no te pondrás a reír?
La médica, con toda su profesionalidad, se lo dijo:
- No. Estate tranquilo. Eso es nuestra profesión. Tenemos nuestro código de ética que no nos permite tal cosa y blá, blá, blá, blá....
El hombre, entoncés, ha sacado toda su valentía y bajó los pantoles.
La médica cuando se dio cuenta de su "aparato" que era no más largo, tampoco más ancho que su dedo mínimo... no se contuvo y empezó una crisis de risa.
Minutos después, trás un esfuerzo sobrenatural para quedarse seria y trás pedirle perdón pelo sucedido, se lo pregunta:
- Ok... ¿y cuál es el problema?
Al que se la contesta:
- Es que está hinchado.


2 comentários:

  1. jajajjaj buenerrimos :D recuerda poner un post sobre los apodos :D una guerra entre hombres y mujeres :D......

    .....y veremos de que cuero sale mas correa.

    ResponderExcluir
  2. jajajajajajajaja... Héctor... a la tarde habrá un "up load". :-)

    ResponderExcluir

Cuéntame.