domingo, 31 de janeiro de 2010

Los Domingos

Los domingos son quietos. Tranquilos. Silenciosos. Son grises.

-

Mientras escribo eso, escucho a mi madre y mi sobrina en la cocina. Hacen un dulce. Igualito de cuando era niña y era yo quien estaba en la cocina con ella.

-

Los domingos son quietos. Tranquilos. Silenciosos. Son grises. Pero en mi casa tienen un sabor y olor especiales.

-

Los echaré de menos cuando me vaya.

8 comentários:

  1. Todavía no sé, Patu. Pero, te lo digo cuándo lo sepa. :-)

    Beijos

    ResponderExcluir
  2. Pero acuerdate que cuando te vayas en el lugar que te encuentres siempre van a estar contigo esos sabores y olores y querrás volver, eso es lo que llamamos nostalgias...

    ResponderExcluir
  3. MAEEEEEEEEESTRO: Y si prefiero quedarme con los sabores y olores a donde esté y ya no quiera volverme??? :-)

    ResponderExcluir
  4. Si Liliane, eso es muy probable, pero aún así vas a extrañar los sabores y olores de tu niñez y juventud, vas a extrañar el olor de ese dulce que hacías y más vas a extrañar el olor del hogar materno.
    Te digo sí, que en mi caso siempre me atrapan los olores y sabores del momento que vivo...

    Beijos con sabores del sur

    ResponderExcluir
  5. Entonces... qué así sea. :-)

    Beijos

    ResponderExcluir

Cuéntame.