quinta-feira, 3 de março de 2011

Falta

Me quedo inquieta cuando tengo miles de cosas en la cabeza, cosas a decir, a escribir y nada sale.


Nada es tan amenazador cuanto una hoja en blanco y falta de palabras para rellenarla.


No cierto.


Hay algo más amenazador que esto. Es cuando nos piden para escribir sobre algo que nosotros no tenemos de ganas de hablar. Escribir para los otros. Escribir por dinero.


Lo he intentado. No he tenido mucho éxito.


Una de las cosas que a mi me encanta hacer es inventar historias.


Siempre que camino por las calles, veo a las personas que pasan por mi y me pongo a imaginar lo que cada de una ellas vivió. Sus experiencias. Siempre invento una historia. Mi versión de sus vidas.


¿Locura?



Puede que sea. Sin embargo, mis historias siempre tienen un final feliz.


De hecho… sí… efectivamente es locura pensarlos así.



Resquicios de creencia en la humanidad.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.