domingo, 6 de março de 2011

Historias de los otros


Tereza está en la tienda de juegos junto a su nieto. Lo mira con ternura. Piensa que años antes paseaba con su papá en los brazos. Los mismos ojos claros y llenos de vida y alegría. Sonríe con los ojos. Ahora ella es abuela. Intenta descubrir en qué parte de la vida ella envejeció. En ninguna. Cuando se tienen una familia como la suya, uno nunca será viejo.




Sandra pasa por aquí corriendo. El tráfico atrapado del viernes hizo con que llegara atrasada a su trabajo.



Los estudiantes están por aquí también. En los quioscos de sándwich se puede ver docenas de ellos. El maestro tuvo un problema personal (es lo que les han dicho) y no pudo estar para las dos últimas clases. ¿Qué se le va a hacer? ¿Mantenerlos a todos dentro de la escuela mientras molestan con sus gritos y risas a los demás que están dentro de las clases con sus maestros? No. No es la mejor decisión. Dejar que se vayan al centro comercial antes de sus casas. Camila está entre estos estudiantes y echa un vistazo a todos a su alrededor que por si caso encuentra la mirada de Pedro entre los chicos de la 8A.



Sarah elige el regalo de la boda de sus mejores amigos. Mientras la cajera devuelve su vuelto, pensaba en las casualidades de la vida. Tres años antes ella estaba en la misma tienda. Fue allí, en aquél día que Amanda conoció a Henrique. Y mañana se casan.



Pablo habla a su móvil con la decoradora de su tienda que será estrenada en dos semanas. Es su primera tienda. Un (re) comienzo. Una nueva oportunidad. Hay que funcionar.




De hecho, no sé si aquella señora con el bebé en los brazos se llama Tereza. También no sé si la chica que pasó por mí se llama Sandra. Tampoco si la muchacha que está en busca de alguien se llama Camila. Tampoco si Sarah es efectivamente Sarah. Tampoco si Pablo es Pablo.




Sentada en la silla del centro comercial observo a todas estas personas que en este momento hacen parte de mi vida. Están allí. Al lado. A mi lado. Al lado una de las otras.



Cada una con su historia.


Todas tan únicas y especiales.


Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.