terça-feira, 14 de setembro de 2010

Mamá y niña


-

-Mamá, te hice una poesía.

- ¿Ah sí? Dímela.

- “El sol estaba en el cielo. El perrito hizo pipi en la rueda del coche de tío Raimundo. Ahora es la luna que está en cielo.”

-

- ¿Bonita verdad?

- Pero, hija… ¿a dónde está la poesía?

- La poesía es ésa: “El sol esta…”

- Ya. Ok. Lo he escuchado, pero ¿por qué crees que eso es una poesía? ¿por qué crees que esto es bonito?

- Es que sol se esconde poco a poco durante el día. Ya era tarde y yo miraba al perro haciendo pipi. Y la luna sólo llega cuando ya se fue el sol.

-

- ¿Bonito verdad?

- Hija… no te estoy entendiendo…

- Bufffffffffff… Mamá… Mamá… ¿qué no entendiste?

- ¿Por qué crees que esto es hermoso, mi vida?

- No puedo explicártelo en voz alta. Es que… es nuestro secreto… del sol, de la luna y el mío. Puedo decírtelo sólo si es a tu oído: Shiiiiiiu… Es que el sol y la luna no se encuentran. ¿Sabes el por qué?

- No.

- Shiiiiiiu… no en voz alta Mamá. El sol está enamorado de la luna. Él se va, para que ella brille y todos sepan que su amada es her-mo-sa. Y la admiren. Y sueñen con ella. Así como él hace todos los días. Así como lo haces tú todas las veces que ella está grandota, pareciéndose a un queso.

-

- ¿Por qué lloras mamá?

- Ay hija… Ojalá todo el mundo pudiese conocerte. Pero, sólo una duda más: ¿Qué tiene el perro que ver con la historia?

- Es que todo es secreto.

- ¿Otro secreto?

- Sí. Es que además de pipi, hizo caca también. Y no se lo dije a tío Raimundo.

4 comentários:

  1. Hay poesía en todo tu relato.

    Beijos

    ResponderExcluir
  2. Es lo que me dijo mi mamá. :D

    Obrigada!!


    Besos

    ResponderExcluir
  3. Eso quiere decir que tu mamá es poeta.
    Te das cuenta, es mucho más poeta el que lee e interpreta que el que escribe.

    Más beijos para ti

    ResponderExcluir
  4. Es poeta todo aquello que ve más allá de las cosas.

    Besos

    ResponderExcluir

Cuéntame.