quinta-feira, 9 de dezembro de 2010

Una mañana feliz en mi casa.


- DESPIÉRTATE. Son 8h de la mañana. Deberías estar a medio camino y todavía sigues en la cama. ¿No te vas al trabajo hoy?


- ¿Es una opción?


- No pierdes el sarcasmo tampoco a la hora que te despiertas. ¡Impresionante!


- Madre… en serio. No me quiero ir.


- Ya. Por cierto, no contesté a tu pregunta: NO ES UNA OPCIÓN.


- El sarcasmo, por lo que veo, es herencia.


- Anda. Ve a la ducha mientras te preparo el desayuno.



5 minutos después (un récord considerando que hablamos de Liliane)



- Madre… ¿a dónde está mi vestido marrón con detalle en flores?


- ¿Cuál?


- Marrón con detalle en flores… es el único que tengo así.


- No lo sé. En tu guarda ropa, probablemente.


- No. No está.


- Pero… no sé de cuál se trata.



5 minutos después de decirle todo el histórico del vestido(fiestas, cuando me lo compré, etc…)



- Ahhhhhhhhhhhhh… ése. No sé a dónde está.


-


- Ponte aquél otro.


- ¿Cuál otro, Madre?


- El azul.


- Tengo 3 vestidos azules…


- El más hermoso.


- Madre… ¿cuál?


- No importa.


-


- Ponte el negro.


- Hace mucho calor.


- Pero es sin mangas y trabajas todo el día con el aire acondicionado preso.


- Sí, pero, no. No tengo humor para ponerme en negro hoy.


- Ponte uno de los rojos.


- Tampoco.



15 minutos después seguía mirándolo al guarda ropa.



- Estás atrasada.


- ¡Gracias por la información!


- ¿Y todavía me dices que no tienes humor para ponerte en negro hoy? Ya.


- Madre…


- Ponte el verde.


- Nop.


- El rosa con detalle en azul.


- Nop.


- El amarillo y negro.


- No. No.



Más 5 minutos de silencio e indecisión.



- Vete desnuda.


- No lo puedo. No a la oficina. Pero, lo puedo si me voy de vuelta a mi cama.


- Vete a la puta madre que te parió que…


- Ehhhhhhhhh… quién me parió... fuiste tú.


- ...




Total que me puse pantalones tipo vaquero y una camiseta blanca, llegué a la oficina media hora después de mi horario normal, sigo intentando imaginar a dónde está mi vestido marrón y mi madre no coge mis llamadas.




Y ésta fue más una mañana feliz en mi casa.


Nenhum comentário:

Postar um comentário

Cuéntame.